Top 5 de las injusticias que cometemos con nosotros mismos

elninointerior

Top 5 de las injusticias que cometemos con nosotros mismos

Muy bien, hoy les traigo algo muy interesante: El top 5 de las injusticias que cometemos con nosotros mismos.
Si hay algo que nos pueda ser infelices en la vida es ser injustos con nosotros mismos y en este top 5 les voy a contar los errores más comunes por los que cometemos injusticias.

Y aquí va el número 5:
#5: “Compararnos con los demás”.
Desde que crearon las redes sociales no hacemos sino meternos al perfil ajeno y mirar que nuestros compañeros del colegio están más jóvenes, que tienen mejor cuerpo, que tienen mejor carro.

Bueno, y a la final vemos una vida perfecta en los demás y empezamos a preocuparnos por nuestra vida; no tengo el carro que debía, soy más brillante que él pero gano menos dinero, y empezamos a compararnos, a compararnos y a compararnos.

¡Nada de eso! ¡hay que ser justos!. Debes de ver que has logrado muchísimas cosas en la vida. Puedes no tener el cuerpo perfecto que tiene tu compañero o ya te puede haber atacado la calvicie, o una cantidad de cosas que quizás a los demás no. Pero tú tampoco las historias de los demás en realidad.
Entonces, ¡nada de compararnos! Eso nos vuelve negativos contra nosotros mismos.

Seamos justos! Nosotros también hemos hecho grandes cosas en nuestra vida, aunque no se vea por las redes sociales.

Muy bien! Vamos al número 4:
#4: “El autocastigo aprendido”.
No se han dado cuenta que hay gente que es la víctima, que su deporte en su república independiente es darse látigo, castigarse todo el tiempo.
¿Qué es lo que pasa cuando uno se autocastiga?

Primero: El enojo al equivocarse.
Hombre, todos nos equivocamos de alguna o otra manera. Y hay errores que se pagan con dinero, hay errores que se pagan con relaciones; pero cuando aprendiste a caminar también te equivocabas, y te caías, y no por eso dejaste de intentarlo y no por eso dejaste de aprender a caminar.
Entonces, ¡nada de enojarse por equivocarse! Coge tu equivocación y conviértela en una fortaleza. Porque de ahí para adelante sabes lo que tienes que hacer para no volver a caer en el error.

Otra cosa importante en ese punto, en ese, nuestro top 5, es que ese tipo de castigos se da por una preocupación aprendida.
A ti en tu casa te enseñaron y toda la vida te dijeron: ¿Qué va a ser de ti?, ¡No estudies eso!, ¿Con qué te vas a ganar la vida?. Señoras y señores, conozco gente que ha estudiado bellas artes, filosofía, culinaria… y ganan mucho más dinero que quizás que ustedes y yo. ¿Por qué? Porque son felices. A pesar de que todo el mundo le dijo que su futuro iba a ser un desastre.

Así que, ¡deja de preocuparte!. Esa preocupación por el futuro es aprendida. Empieza a preocuparte por lo que estás haciendo hoy y ahora.
Además de eso, tienes que hacer un experimento muy interesante.

¿Nunca te has golpeado cuando te levantas por la noche en tu casa, a sabiendas que siempre te levantas y no te golpeas contra nada? Eso se llama: Autocastigo. Cuando tú estás enojado contigo mismo por cualquier cosa, te levantas a media noche al baño, te tropiezas, te golpeas… porque tú mismo te estás castigando físicamente. ¡Ojo con eso! cuando te sientas así y te estrellas contra la casa, ve pensando porque te estás autocastigando.

Número 3 en nuestro top: “La humildad”.
Si es cierto, hay que ser humildes. No es bueno que te crezcas, no es bueno de que seas una persona odiosa cuando tienes un triunfo. Pero, ¡mucho ojo!, estamos tomando la humildad muy mal, por el camino que no es. ¿Qué sucede? No reconoces tus logros. Hombre… Si te asciendes, si ganas algo, si haces algo importante; ¿Por qué no tienes la capacidad de decirte: ¡Felicidades! ¡Eres un duro! Un teso!?, como dirían en México: “¡Una ***** para hacer eso!”.
Hombre, ¿Pero por qué no te lo reconoces? Porque en tu mente hay una idea de que no eres merecedor de eso. “Porque debo ser humilde”… ¡No!, debes reconocerte tus puntos buenos. Si te reconoces tus buenos puntos, eres justo contigo mismo. Si no lo haces, estás cometiendo una injusticia.
¿Por qué tienes tanta falta de afecto a tus cualidades?

“Es que no tengo cuerpo perfecto…” Pero tienes una parla, un discurso, sabes contar chistes, sabes contar cuentos. Hombre! vamos a fijarnos en nuestras cualidades, no en nuestros defectos. Eso se llama tenerle falta de cariño a tus cualidades, para lo que eres bueno. Empieza a ser justo contigo mismo y concéntrate en tus cualidades y no en tus defectos.

Bien.. Y ahora vamos con el número 2: “El miedo a decir que no”.

Yo sé que para muchos de nosotros es muy difícil decir que no, pero es necesario.
¿Cómo es posible que estés en tu casa descansando, alguien llame, y simplemente te pide un favor y aunque no quieras hacerlo, te niegues a decir que no? No importa si es tu padre, tu mejor amigo, quien sea; cuando quieras decir que no, debes decir que no, y no sentirte culpable. Porque si dices que si todo el tiempo vas a tener una ira profunda que no te va a dejar ser feliz. A la final vas a terminar haciendo cosas que no querías hacer, por obligación, y te vas a sentir iracundo contigo mismo.
¡Nada de injusticias contigo!, si quieres decir que no, di que no, sin sentirte culpable.

Y hemos llegado al número 1 de nuestro top 5 de injusticias que cometemos con nosotros mismos: “El miedo al éxito”.
Te parecerá increíble, pero hay mucha gente capacitada en el mundo que le tiene un miedo horrible al éxito, al dinero, al amor, y por eso siempre fracasan, fracasan y fracasan en el mismo tema. Llegan a un punto en que se convencen y dicen: “El dinero no es para mí”, “el amor no es para mí”. No es que no sea para ti. Es que tú estás convencido de eso porque le tienes miedo a que las cosas te salgan bien.

Mira, uno de los pensamientos por los cuales uno llega a sentirse… digámoslo así, no merecedor de algo. Es porque has probado varias veces y quizás varias veces te has equivocado.

Tienes que sacarte de la cabeza que no mereces ser feliz, no mereces tener un buen trabajo, que no mereces que la gente te ame. El día que tú sacas eso de tu cabeza, que dejas de programarte neurolingüísticamente en forma negativa, quizás por algo que te dijeron en la niñez, aunque no me lo creas; entonces, ese día tu mundo va a cambiar.

Es más, es tan cierto que tú necesitas a veces reprogramarte para poder salir adelante. Hay gente que le va muy mal en el amor, y entonces dice: “Bueno, me voy a quedar solo o sola porque no merezco el amor. Salgo de una relación mala y me meto en otra peor”. Claro, ya vas programado para eso. No le tengas miedo a encontrar a tu persona perfecta, perfecta no, ninguna es perfecta; pero si con la que vas a disfrutar, ser feliz.
Date la oportunidad y quítate ese miedo de la cabeza. El éxito también es para ti.

Amigos y amigas, yo soy
Claudia Huertas, psicóloga, facilitadora y
formadora de tu Escuela del Niño Interior.
¡Hasta la próxima!.

Facebook Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir